En agosto de 2012, Photosai planteó a Javier de Juan la realización de una serie de variaciones a partir de una tirada de 10 aguafuertes estampados en el Taller Base 9 de Madrid con una misma plancha de cinc de 74 x 110 cm., cuestionando tanto la idea de múltiple como el concepto de obra única. El resultado fueron estos 10 monotipos intervenidos con acuarela y pigmentos de café, en cada uno de los cuales la fuga de los dos amantes tiene lugar bajo una luna diferente e idéntica, en un tiempo distinto y dentro de la misma noche.